Artista Compositor y Cantante (Honduras)

Artista Compositor y Cantante (Honduras)

martes, septiembre 02, 2008

Un Comedor Popular Al Otro Lado Del Mundo

Con Tapado de "Editus" y amigos nuevos

Este diminuto restaurante que hemos encontrado cerca del hotel en que nos hospedamos en la acogedora ciudad de Fujinomiya-shi es un tesoro; Los comensales son los mismos todas las noches; El jefe de una pequeña compañía y sus empleados que comen los platos deliciosos que hace la dueña. La Sra. Cocina un plato tradicional de esta región y una especie de pastel con vegetales y mariscos. Verla cocinar sobre la plancha que está a la vista de los clientes es un espectáculo. Un grupo de músicos entre hondureños y ticos hemos roto la rutina del lugar y “Sano”el jefe de la compañía se ha acercado con curiosidad a preguntarme quienes somos y de donde venimos. Por suerte el mencionar mi oficio siempre abre muchas puertas y curiosidad; Me invita a su mesa y en poco tiempo los músicos y yo hemos hecho amigos inolvidables.

La dueña del comedor y su hijo


Por la mañana antes de la prueba de sonido vamos con Max y Javier a un templo dedicado al Dios del volcán del Monte Fuji.


En el templo al Volcan Fuji

Jardínes del templo

Esta ciudad se promueve como la entrada a los peregrinos y turistas que lo visitan. La gente llega al templo, hace ofrendas y oraciones y bebe agua de sus fuentes.

_

Después del concierto en la segunda noche en Fuyinomiya-shi volvemos al pequeño restaurante y probamos otro delicioso plato de las cuatro ofertas del menú: un plato de vegetales y mariscos. Uno de los amigos de Fuyinomíya-shi ofreciéndonos un vino local me pide que le firme su camiseta.


Aquello se convirtió en una fiesta de firmas y terminaron escribiendo caracteres japoneses en mi camiseta. Además de sus nombres me grabaron el símbolo de la espada del Samurai.


Que privilegio poder compartir con la gente trabajadora de esta pequeña ciudad. Era como compartir con gente de cualquier comedor en Latinoamérica solo que al otro lado del mundo, donde nos había traído el poder de la música.


¿Qué le interesaba saber a mi amigo Sano? Cosas sencillas; como era mi ciudad, como era el caribe. Quería saber sobre mi familia, etc., Terminé ofreciéndole de regalo un puro copaneco, el cual agradeció muchísimo y la dueña del restaurante no aceptó que pagara. Si de algo sirve un encuentro así es para confirmar que los seres humanos de todo el mundo tenemos mucho mas en común que las diferencias que generan tantas guerras e injusticias.

PAZ Y JUSTICIA PARA LOS PUEBLOS DEL MUNDO

4 comentarios:

rakzo27 dijo...

Muy interesante entrada, muy bonitas imagenes. :)

Saludos.

Cristina VR dijo...

Qué hermoso!!!! Qué linda experiencia! :D :D Siempre que vengo me encuentro con una anécdota más donde me doy cuenta de lo mucho que se aprende al viajar y de lo provechoso que es desear conocer sobre los demás. Y qué excelente final para su entrada...!

De verdad pienso que estas historias suyas deberían leerlas más personas.

Saludos! Sayounara ;)

Julia dijo...

Muy bonito, Guillermo. Qué dichosos todo lo que están aprendiendo y viviendo.
Que les siga acompañando el cariño y la suerte.

Julia dijo...

Guillermo, corazón, el enlace al pez ahora es el de mi blog nuevo:
http://juliaardon.com/
( uno solo para todos los blogs...digo yo, para cuando pueda cambiar el enlace, que le agradezco)