Artista Compositor y Cantante (Honduras)

Artista Compositor y Cantante (Honduras)

lunes, marzo 12, 2007

Semana Santa En El Campo (Copán , Honduras)

Ilustraciones y Fotos: Guillermo Anderson
Una finquita al pie de una montaña. Vaquitas, patos, gallinas, caballos y un riachuelo.

Me he dedicado literalmente a pajarear. Aquí hay especies de aves muy distintas de las de la costa y he disfrutado inmensamente de caminar por los potreros observándolas. Logro ver dos especies por primera vez; Una de ellas es la pariente mas grande de los colibríes; el Phaethornis Longirostris.



Camino junto al pequeño río. Los sauces verdes y frondosos a sus orillas tienen una magia especial. En una rama, un inquieto Martín Pescador contempla una posible presa en la corriente.


En el jardín,frente a la casita de la finca, veo una hermosa Eufonia; Alas azules, pecho amarillo y una mancha del mismo color en la frente. Gozo de la felicidad inmensa que se puede sentir de observar un milagrito como ese.

Los amaneceres son nublados y frescos. Antes de salir el sol escuchamos un solitario mono aullador que vive en la montaña cercana. Me cuentan que es el exiliado por edad de una manada de revoltosos “olingos”.

Ayer mi hija me despertó a las cinco de la mañana para que la acompañara a ver el ordeño. Por un momento soy un observador de lo que para mí es el extraño mundo de la ganadería; La relación entre vaqueros y el ganado es interesante. El ganado tiene ojos que expresan algo difícil para mi difícil de leer.

Mas tarde camino por los potreros con mi hija mayor y vemos un pequeño y joven Halcón Peregrino que parece comenzar su vida independiente. El larga vistas me acerca al ave y admiro el color del plumaje, el diseño de su alas y la elegancia que ya muestra su vuelo. Que hermoso! A cada paso una maravilla, un árbol, un pájaro una flor que nunca he visto.

Siempre me cuesta dejar el campo, el silencio que provee el canto de pájaros y chicharras, la amenaza de agua que trae un par de nubes en la distancia. Una bandada de pericos bulliciosos que rompe la contemplación. La delicada luz que se posa sobre los cerros y potreros al atardecer. Las aves del corral que buscan su lugar antes que caiga la noche.
***

5 comentarios:

Patricio Schmidt dijo...

guillermo, gracias por tu visita, me da la oportunidad de visitar nuevamente tu blog y de conocer mas de tu bello país. Soy un enamorado de la cultura americanas y debo decir con verguenza que las pocas veces que he pisado Honduras ha sido en son de trabajo y no he tenido el tiempo de recorrerla, pero me lo he prometido a la proxima vuelta y te llamaré cuando caiga por allá.
saludos americanos para vos

Julia Ardón dijo...

las vacas son tristes...a veces pienso que ha de ser porque no están en el mundo para que nos las comamos tantísimo...sólo quizá de vez en cuando...

Anónimo dijo...

los cielos son igual de hermosos en todas partes, los pájaros también.

bessy dijo...

Muy bonitas fotos.

Anónimo dijo...

Guillermo, tu musica me recuerda lo maravilloso que es Honduras y lo especial que es su gente. me encanta que las cosas tan sencillas de la vida cotidiana las hagas reflejar en tus canciones como mágicas; mi corazon se hincha de orgullo y amor al escucharlas. Vuelvo a hacer promesas de amor y convicción a mi país. gracias. Claudia-SRC-Copan-Honduras