Artista Compositor y Cantante (Honduras)

Artista Compositor y Cantante (Honduras)

jueves, julio 10, 2008

Entrañable Nueva Orleáns







Foto: Guillermo Anderson

Leer el mismo libro en distintas etapas de nuestra vida puede resultar en el descubrimiento de elementos que descubrimos según lo que hemos vivido desde su última lectura. Lo mismo puede suceder con respecto a visitar ciudades en momentos distintos de nuestra vida. Asi me ha ocurrido con Nueva Orleans a través de los años.

Tenía mas de quince años de no visitarla; A mis diez años, fue la primera ciudad estadounidense que conocí y que luego visité mucho durante varios años. Volver a hoy es encontrarme con lo familiar pero con otras maneras de ver la vida y las cosas.




La Casa de William Faulkner donde se encuentra además una de mis librerías históricas favoritas .
Foto:Guillermo Anderson

___


Aún asi, terriblemente deprimida por los efectos de Katrina me he encontrado con una ciudad que guarda su esencia en el valioso cofre de la música. Recorriendo su Barrio Francés me doy cuenta cuanto tuvo que ver esta ciudad desde temprano en mi vida, en mi manera de ver la música y de pensar en mi mismo como artista.

Mi relación con Nueva Orleáns es especial por mi origen ceibeño, pues entre La Ceiba y Nueva Orleáns hay una fuerte relación histórica. Desde comienzos del siglo 19, fue a través del ahora agonizante muelle de La Ceiba que el banano salía en los barcos con rumbo al puerto de Nueva Orleáns. Esto género toda una relación de intercambio y de inmigración entre las dos ciudades al punto que puedo decir que todo ceibeño de mi generación tiene parientes en ella. Pronto Nueva Orleáns se convirtió en la ciudad estadounidense con mas inmigrantes hondureños.



Un anuncio de la línea de Barcos de la Empresa Vaccaro, entre La Ceiba y Nueva Orleans. Estos barcos además de llevar bananos ofrecían servicio turístico de pasajeros. Visitaban lo que es hoy día el Refugio de vida Silvestre Cuero y Salado. Nota: !No soy tan viejito! ViajéAnduve en barcos un poco mas modernos!




Se dice que hasta comienzos de los años setenta, desde La Ceiba era mas fácil ir a Nueva Orleáns que a Tegucigalpa. Ese aislamiento de La Ceiba del resto del país pero a la vez su relación con Nueva Orleáns, Nueva York y Europa lo que le dio a la ciudad y a los ceibeños el carácter que los distinguía del resto del país. Hoy queda en algunos barrios y el centro de la ciudad algo de la influencia de la arquitectura de Nueva Orleáns y el recuerdo de los entierros con banda de jazz en el viejo Barrio Inglés o “English Town”. Están también los parientes que pueden contar sobre la vida de los inmigrantes hondureños en una Nueva Orleáns antes de la aprobación de los derechos civiles.

Hasta finales de mi adolescencia viajámos prácticamente de gratis en los barcos de la compañía, de manera que viví la era de los lentos y románticos viajes en barco, cenas con el Capitán, la brisa salitrada de altamar y la emoción de ver las primeras señales de tierra.

En Nueva Orleáns aún tengo tíos y tías. Una que me consentía mucho me permitía pasar mis vacaciones en su casa. De adolescente mi fascinación era pasar el día en el Barrio Francés viendo los músicos callejeros y asomándome por las puertas a ver los que actuaban en los bares. Debo decir que el estilo bohemio de sus vidas y la pasión que mostraban por la música me influenciaron mucho.





Foto: Guillermo Anderson
No dejaba de soñar con tener algún día la libertad de hacer música donde mi espíritu libre me llevara; Un día, de visita en la ciudad en mis dias de secundaria, recuerdo el haberme sentado en la plaza Jackson Square a tocar con un percusionista que hacía “escating” de jazz y tocaba bongoes.
__
__
En poco tiempo habíamos reunido a un buen número de espectadores. El jazzista lamentó mucho que yo debía partir de regreso a Honduras al día siguiente pues según él podríamos haber reunido buena plata como dúo. Fue mi primera función callejera antes de que años después lo hiciera en Europa aventurándome por parques y plazas como trovador.



Me doy cuenta al recorrer hoy las calles de esta ciudad, cuanto me marcaron los músicos de los clubes y de la calle. Recuerdo en esos años el haberme preguntado viendo la calidad de muchos de los músicos callejeros porque no eran sencillamente famosos. Hoy cualquiera se pregunta lo mismo. Muchos de los músicos de la calle en Nueva Orleáns son la prueba de que el ser famosos o vender grandes cantidades de discos a veces no tiene nada que ver con calidad o talento.


Foto

http://www.freedigitalphotos.net/





Será por que es parte de Estados Unidos que Nueva Orleáns no es considerada una ciudad caribeña , pero esta ciudad no podría serlo mas; “ Sepan que la parte superior de los edificios es de influencia española mientras la estructura de abajo es francesa, -nos dice Carlos el productor-. “La gente no sabe esas cosas”. Ello me hace pensar que la música que suena dentro de los edificios es una que mezcló lo que parecería imposible; la refinación musical europea con la sincopa de la música africana y la que ya venía mezclada en los barcos en las manos y voces de los marinos que venían de Haití , Cartagena de Indias , Jamaica, La Habana y el Golfo de México.
__
Actuación En La Fiesta Latina de La Fundación del Festival de Jazz de Nueva Orleans.Foto: Manuel Lopez
_

Nos hemos sumado al encuentro de músicas que es esta ciudad actuando en "La Fiesta Latina" , un evento patrocinado Por la Fundación del Festival de Jazz de Nueva Orleáns y la coordinación de la Productora "Ecos Latinos". Estamos contentos con el resultado pues significó encontrarnos con viejos amigos (muchos ceibeños porsupuesto) y con un público nuevo. Bueno es también, dejar referencias de mi trabajo en una de las ciudades mas musicales del mundo. Espero que esto sea la continuación de mi relación con Nueva Orleáns, una historia de amor que comenzó a mis diez años.

Gracias : Carlos Valladares y Patrice Fischer de la Productora Ecos Latinos, al Festival de Jazz de Nueva Orleáns. Consulado de Honduras en Nueva Orleáns.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

qué dice la gente de Katrina? se siente la diferencia?

Anónimo dijo...

Saludos desde Alagoas, Brasil, Guillermo!
Un querido amigo argentino me pasó ua copia (perdón!) de tu CD "Llevarte al mar" y quisiera contarte que ya se ha empezado e escuchar tus canciones por acá.
Latitudes Latinas es el nombre del programa de radio que coordino en la radio Educativa de acá. Espero que pronto podamos sacarlo también por internet. Estamos trabajando en la página web del programa, pero lo estamos haciendo solos y sin mucho apoyo... Pero ahí vamos!
Tenemos, por lo pronto, un blog donde podrás conocer algo de Latitudes Latinas.
Ojalá podamos grabar contigo algún saludo a los oyentes del programa.
Bueno, te mando un abrazo y muchos saludos desde estas tierras.

carlos bonfim
www.latitudeslatinas.blogspot.com
www.americacontilde.blogspot.com
latitudea@gmail.com

Gabriela dijo...

Nueva Orleáns...hasta el nombre me encanta. Me gusto mucho el texto.

Saludos a la distancia.

Ivan Garcia dijo...

Saludes desde Nuevo Orleans:

Fue una lastima que no le dieron mas propaganda a su persona, ya que considero que usted es una eminencia hondurena.
Debido a la mala organizacion que el Consulado de nuestro pais tiene esta ciudad, creo que muchos hondurenos no se dieron cuenta de su llegada.
Espero algun dia todos como hondurenos nos unamos y podramos sacar adelante y en alto a honduras y dejemos los problemas aparte ya que al final a lounico que le hacemos danos es a nuestra querida patria.
Hondurenos Unidos!!!!!!