Artista Compositor y Cantante (Honduras)

Artista Compositor y Cantante (Honduras)

lunes, mayo 05, 2008

Donde Nace El Agua

Texto y Fotos: Guillermo Anderson
Caminar bajo la sombra de la selva es para mi siempre una invitación a observar y meditar.Una invitación para pensar en mi condición de ser humano y mi relación con la naturaleza.
Entre los senderos que hay en la cuenca del Río Cangrejal hay uno que recorro a menudo.



Nada mejor que caminar entre la selva para cobrar conciencia de que en realidad vivimos en un planeta extraño y privilegiado. Extraño en el sentido de que aparentemente en el universo, somos un caso extraordinario en varios millones de kilómetros a la redonda. Privilegiado porque se dieron las condiciones para que surgiera la vida. Pocos lugares hay para observar esa característica y esa virtud que una caminata en la selva; Este es un buen lugar para hacerme algunas preguntas.




Desde que inicio la caminata comienzo a escuchar el canto de los pájaros . Algunos de los cantos me son familiares como el de las pías y el de los tucanes. Sin embargo siempre me sorprende uno nuevo. Esta vez ha sido uno semejante a dos notas de una flauta traversa. Creo conocer suficiente mis pájaros para decir que no es un búho.





Hasta cierto punto, el sendero va siguiendo una pequeña quebrada en la cual he visto antes una culebra “bejuqilla” de un hermoso verde claro, tomando sol en un rayito de luz que se colaba en la quebrada, con el cuerpo en el agua y la cabeza por fuera de la misma.





Quien conoce algo sobre los bosques tropicales sabe que los mismos son en realidad una competencia feroz entre plantas, árboles, líquenes, hongos y lianas por obtener luz y nutrientes. Unos compiten con su altura y crecen sobre los demás. Muchas de las plantas son "parásitas" como les llaman los científicos y viven de aprovechar la altura, tamaño y lo tupido de algunos árboles para recibir luz y nutrientes. La vegetación en la selva está en una constante transformación y nada absolutamente nada, queda sin ser reciclado en ese sistema maravilloso.



El camino está lleno de formas extraordinarias y de colores sorprendentes. En una hoja se forman figuras asombrosas al secarse.



Otra exhibe colores maravillosos. Quizas son colores que avisan a los insectos y a los animales que son peligrosas si se comen.¿Como se da esa inteligencia? Por mas que me han explicado el fenómeno no entiendo como se gesta ese tipo de inteligencia.








Un bejuco se contorsiona y semeja a una culebra que baja de un árbol. Una palmera amenaza con grandes espinas en su tronco a quien ose tocarla. La humedad es altísima. !Estoy sudando a chorros!.




Llego a una parte del camino donde se cuelan los rayos del sol entre las hojas y el efecto es alucinante. Escucho el aletear de lo que parece ser un pavo silvestre que ha percibido mi presencia.


Después de una hora de camino el sonido del agua me dice que estoy llegando al final del sendero. Bajo a una quebrada que guarda el secreto de dos caídas de agua hermosas. Son una especie de premio para el caminante agotado que sin pensarlo recurre a ella para refrescarse.



Caminar por la selva me ha servido de nuevo para meditar sobre el planeta y sobre tantas formas de vida. Medito irremediablemente en el sentido de mi propia vida. Pienso especialmente en el agua. Es muy poca todavía la gente en el mundo que tiene la capacidad de hacer la conexión entre el mas precioso de los líquidos y lo que he visto en este sendero. Es impresionante todo lo que tiene que darse en estos bosques para que se pueda dar el milagro del agua.

He compartido con Uds la intimidad de esta caminatas que a mi me sirven mucho. Sin embargo no descarto la idea de compartirlas de vez en cuando con otra gente.Invitarlos a hacerse las mismas preguntas y a observar lo maravilloso de estos lugares donde nace el agua.

Nota : Las pequeñas quebradas que he encontrado en el camino desembocan aquí, en el hermoso Río Cangrejal.

4 comentarios:

Wilmer Murillo dijo...

hola! que bonita aventura.
Muchas gracias por su buen comentario. Yo tambien soy admirador de lo que hace, es un ejemplo para todos los hondurenios.

Si.. seria bueno poner musica suya.
Exitos ;)

Julia Ardón dijo...

Encontraste la escalera de las habichuelas mágicas.

Cecé dijo...

Todo un paraíso, gracias por mostrarnoslo... saludos desde Costa Rica maestro, esperamos que vuelvas!!

rogelio dijo...

gracias Guillermo por hacernos sentir ahun mas orgullosos de ser ceibenos , y como lo escribes hijo de una olanchana, soy un admirador tuyo ,espero un dia poder conocerte personalmente y compartir .desde aqui alejado de tierra nos haces sentir el patriotismo,una patria con altos recursos humanos y naturales ,sigue adelante Guillermo