Artista Compositor y Cantante (Honduras)

Artista Compositor y Cantante (Honduras)

miércoles, julio 23, 2008

Un día y Medio En Roatán

A Georgie , que le gustan las islas y los veleros.
-
El fin de semana pasado estuvimos en Roatan. Tocamos en un evento privado en un lugar que se llama Palmetto Bay. Una pequeña bahía en la banda norte de la isla. Les comparto y narro en fotos la estadía......


Llegué al hotel un día antes en el ferry. Estaba anunciado un mal tiempo pero el amanecer daba esperanzas de un buen dia.


El escenario estaría sobre la piscina,de manera que temprano, Bobby Riemann el "Master Carpenter" del hotel comenzó a construirlo con su equipo.


Bobby es una de las primeras personas que conocí en esta isla. Lo conocí a finales de los setenta cuando en mis vacaciones de secundaria me venía a la isla con una mochila y una tienda de campaña. Tocaba mi guitarra en un diminuto restaurante de French Harbor y Bobby llegaba y me acompañaba con su harmónica. Típico de la gente de todo el mundo que se encuentra en el Caribe, Bobby vino de Chicago solo por unos días a visitar a un amigo y ya lleva mas de treinta años, tres hijos con una isleña y dos Cds! el mas reciente se llama "Pulpería Leah". Sus canciones cuentan las peripecias de la vida en la isla. Una de ellas por ejemplo, sobre la infinidad de problemas que le dió un motor diesel de una lancha pesquera.!Clasico!




Mientras se instalaba el escenario y el sonido decidí caminar por la playa hasta Crawfish Rock, un pequeño pueblo de pescadores desconocido por los turistas donde aún se puede saborear la vida de la isla como solía ser antes de que hubiesen carreteras e industria turística.Le pedí a Javier el guitarrista y a Max, sonidista y productor que me acompañaran. En elcamino tome desde la playa la foto del cayuco, la cual se suma a muchas fotos de lanchas y cayucos flotando que he colocado en este blog. Alguna fascinación subconciente tendré con esa escena que repito tanto en mis fotos.


Llegamos a Craw Fish Rock y esto es lo primero que se ve; Las casas viejas de madera típicas de la isla. Aquí se siente que la vida transcurre lenta , al vaivén de los vientos alicios.


Los muchachos de Crawfish Rock disfrutaban de un partidito debajo de la sombra de unos frondosos mangos. Preguntamos donde podriamos encontrar algo de tomar y un joven que despues supimos que se llamaba Billy nos llevó a una pulpería despues de darnos una formal bienvenida al pueblo . No se como resultó que tocaba guitarra y en menos de lo que canta un gallo apareció con un viejo y simpático instrumento.


Billy y Willie:

Alli conocimos a un pescador tocayo,"Willie" con quien gozamos mucho cuando nos habló de la vida en el pueblo y agradecía que lo visitaramos. Billy comenzó con un reggae de Lucky Dube y despues una canción country, género que hace el papel de las rancheras en esta isla de habla inglesa. Después un calypso que puso a Willie a bailar.



La música y el baile atrajo a varios curiosos y comenzó el show. Willie bailó...



Y bailó...........



Yo canté mi canción country "de hierro" (siempre ando una debajo de la manga y un calypso para estas emergencias) y después de tomarmos la foto de despedida caminamos de regreso a nuestras obligaciones en Palmetto Bay pensando que todavía en la isla se puede saborear algo de la cultura los personajes y la vida isleña de antes de los hoteles de lujo y ferrys que nos traen a la misma.


Adios a Crawfish Rock


Max y Javier se fueron a probar el sonido pero llegando a Palmetto Bay , el dueño del hotel, sabiendo que sé de velas y veleros, me pidió que le capitaneara una salida en un catamarán velero que tiene en el hotel. Yo ni corto ni perezoso acepté.



Estudié él viento, aseguré la vela mayor y echamos el velero al agua.


Subí a mi pequeña tripulación ..


Y a navegar, lailala, ..a navegar, uno de mis mas grandes placeres.


Regresamos de navegar justo antes de que cayera el sol. Los músicos cenaban con Maurilio, un amigo buzo y tambien músico, que baja a bucear con tiburones. Me ha invitado y quiero narrar aquí esa experiencia en un post futuro.



Despues el concierto; Nada mejor que hacer música descalzo en una hermosa isla del caribe y llevarle alegría a la gente. Si; hay momentos buenos en esta carrera.


La especialidad de Bobby son los "blues" aquí nos acompañaba con la harmonica en "Malena; La gente bailaba de cabeza.

Siempre que Mito salía a hacer su danza se le aparecía una bailarina voluntaria y nunca pudo hacerlo completo por acompañarla! ...

La mañana siguiente despues del desayuno decidimos "atacar"unas hamacas que cuelgan debajo de unas champas en el muelle del hotel. Esta era la vista de la bahía desde el muelle; Me dediqué por un rato al zen ver los peces que nadaban debajo del muelle...






Carlos Humaña (bajista) no se quedó atrás y meditó tambien sobre la inmortalidad del cangrejo.


Luis Bustillo (saxofón y coros) se lanzó de cabeza al azul turquesa del agua de la bahía. Así transcurrio la mañana mientras llegaba la hora de tomar el ferry de regreso.


Y dejé libre queridos lectores, esta hamaca para Uds....

10 comentarios:

Julia Ardón dijo...

jajaj...qué linda te quedó esta crónica.
Lo más lindo es el final!!!

Un abrazo

art3misa dijo...

concuerdo con ella, quedó lindísima! y lo mejor es el detalle del final, jajaja!..definitivamente, mi País es bello:D

Cristina VR dijo...

Yo también estoy de acuerdo! Esa foto está muuuuuy bonita y mejor aún sería estar ahí observando ese paisaje.

Me encantó la anécdota de Billy y Willie. A mí siempre me llaman la atención ese tipo de personas y sus guitarras. Son admirables ustedes los artistas!

raul suazo dijo...

que tal guillermo.....excelente, como siempre...tuve el placer de conocerte atravez de Max Urso cuando junto con Jose Eduardo Cubero le ayudamos a crear Costa Norte Records para la grabacion del primer Cd de Carlos Sabillon, ademas soy quien siempre te llama para que hagas una de tus presentaciones en el estadio Nacional cuando va auna final El Club Olimpia, aunque este sueyo se me hace que se me hara realidad hasta cuando juguemos una final contra un equipo ceibeño.... que bonita cronica, sencilla,blanca y pura, facil de digerir, lo que demuestra que tambien en esta otra faceta tuya, tienes el don del cuenta cuentos, un vedadero trobador.- mencionar tu nombre te ha convertido en sinonimo de " HONDURAS PATRIA QUERIDA " por lo que desde ya , considero que eres casi un simbolo patrio.- felicidades con tu trabajo, sincerament nos honras..bendiciones; Raul Suazo barillas

Juan Gabriel Veiga (kolo) dijo...

que buenas playas y que magnifico mar veo que compartimos el mismo placer de navegar a vela, felicitaciones desde bue, argentina

Anónimo dijo...

Hola Guillermo, que envidia, yo aca tan lejos de mi tierra y ver esas imagenes de mi querida Honduras me trae viejos y hermosos recuerdos, quien sabe cuando volvere por alla, extrano tanto mi tierra y mi gente, sobre todo cuando miro imagenes asi tan lindas y tan muy de nuestra patria, no se imagina cuanto lo envidio, y quisiera estar alla, gracias por darme el placer de disfrutar de un poquito de mi tierra aunque sea por fotos y por sus historias, es maravilloso leer estas historias es como si yo estubiera alla en el momento que las leo, (bueno al menos me haga a la idea)le escribo desde Carolina del Norte, EEUU y por favor no deje de escribir Historias como estas a mi me gusta leer y ver fotos de mi tierra cada ves que puedo, ya hace 14 anos que me vine y siempre tengo presente el olor del mar y la frescura del aire costeno me encanta,

mil gracias otra vez,

Dilma P. Pedroza

Juan Gabriel Veiga (kolo) dijo...

hola guillermo agradezco tu comentario en mi blog, la vida del navegante esta plagada de gratas sorpresas, yo tambien quedo a tus ordenes para cualquier consulta o comentario, te deseo buenos vientos y mucha agua bajo la quilla, kolo

Marce dijo...

Guillermo Anderson es como sus relatos: fresco, tranquilo, condimentado oportunamente, y provoca una gran paz interior... y !yo lo adoro!

Guillermo Anderson es ese ser humano que cualquier mujer (hablo por mi) soñaría con tenerlo como amigo o compañero;

¿cuàndo venís a Costa Rica? te extañamos...

Hace rato que no te visitaba por aquí, pero te digo que te tengo pendiente una invitación a una birrita la próxiima vez que begñas a Costa Rica por aquellas sabias palabras que me escribiste por el asunto de mi hija....

!!Sos un amorrrrr!!

dariogarcia dijo...

Gracias por transportarnos y hacernos recordar; al leer tus experiencias puedo oler la brisa marina y escuchar la musica de nuestra gente en la playa y sentir la serenidad y ahi; el tiempo se detiene.
como yo conozco al mundo y a cualquiera doy razon...
Gracias.

Anónimo dijo...

Guillermo, solo te quiero decir que realmente eres un artista.