Artista Compositor y Cantante (Honduras)

Artista Compositor y Cantante (Honduras)

miércoles, octubre 25, 2006

De La Inspiración a La Grabación

Escrito despues de haber grabado el CD "El Tesoro Que Tenés"


Ha finalizado la grabación de otro disco. He grabado la ultima canción que va en él; En ese alivio que respiro cuando el productor me dice que lo que acabo de cantar “queda”, también hay un poco de nostalgia por el camino recorrido en esa segunda parte del viaje que allí termina; Por ahí leí que es cuando uno esta siendo creativo es cuando uno se siente mas vivo. Creo que todos los que hemos estado como equipo en una sesión de grabación nos identificamos con eso. Con lo intenso que es pintar sonidos, buscar matices y cantar sobre ese lienzo digital que significa hoy un estudio de grabación.
Mucha gente me ha expresado su curiosidad por el procedimiento. Ese que va de la inspiración a la grabación, uno que en realidad no es difícil de explicar:Todo comienza con una idea, con una palabra, con una historia o situación; Los que nos dedicamos a este oficio tenemos una tendencia a interpretar las cosas que nos impresionan del mundo y de la vida a través de canciones. De manera que, una vez apuntada la idea inicial, grabada en una pequeña grabadora, en una servilleta o en un recibo de la luz camino al banco, pasamos a la primera y mas solitaria fase del proceso; Sentarnos frente al papel en blanco y en mi caso, a una guitarra y a un café a darle forma de canción.Para mí, componer es una mixtura extraña de sensaciones.

Quizás a lo que más se acerca es al placer que deben sentir los aficionados a armar esos complicados rompecabezas de miles de piezas; A veces resulta muy fácil y las ideas fluyen con una ligereza que ha llegado a asustarme. Otras veces llego al punto de buscar cualquier excusa para no sentarme a la mesa de trabajo y enfrentar una canción que quizás tiene muy buenos cimientos y posibilidades pero que, como quien le ha dado vida a un ser que ya no puede controlar, me ha llevado a un atolladero del cual parece imposible salir.

Si un concierto es un encuentro a veces pequeño, a veces masivo, un ritual donde se expresan tanto los artistas como el publico para sentirse acompañados, el acto de componer es todo lo opuesto. En ello estamos solos. Allí en esa soledad es donde nuestro trabajo mas se parece al de los escritores. Mucho se ha escrito sobre la soledad del escritor. Un oficio solitario. La diferencia está en que nosotros lo hacemos a sabiendas de que al finalizar la obra, tendremos si gusta, la “gratificación inmediata” de un público al cantarla en un concierto. El escritor en cambio, debe contar además con la soledad y concentración del lector y una reacción mucho mas tardía.


Grabando "El tesoro Que Tenés"


¿Que hacer con esa canción que nos ha “caído del cielo” o que nos ha sometido a todo tipo de vejámenes antes de convertirse en presentable? Sé que a estas alturas quizás he borrado todo trazo de romanticismo que los lectores le adjudicaban a esta ocupación pero favor no desmayar, al final es gratificante y no deja de ser poético. La pregunta nos transporta a la siguiente fase:
Lo tradicional fue siempre presentársela a un arreglista para que la volverla aún mas presentable a un público y a un mercado que lo exige. Nosotros nos saltamos el paso de los arreglos y entramos al estudio por lo general solo provistos con dos o tres ideas muy claras sobre como debe sonar un tema. La estructura y las bases por lo general. Preferimos hacerlo de esa manera para no desaprovechar el gran potencial que pensamos hay en lo espontáneo. No queremos perdernos la posibilidad de descubrir; La grabación se convierte en un viaje en el cual no queremos perdernos las posibilidades de lo inesperado y de los pequeños milagros que ofrece una receta de ritmos o la combinación de sonoridades que se nos pueda ocurrir en el momento.
De manera que en nuestro caso, mucho de lo que escuchan Uds. En lo que respecta a instrumentación, es material concebido en el estudio o el resultado de pequeños experimentos musicales y rítmicos “in situ”.


Algunas veces en un descanso de los músicos, quizás el silencio que provee el encierro y la luz tenue del estudio me facilitan percibir con mas claridad la relación de un verso con la música o se me dibuja uno que me resuelve un problema que he descubierto en la grabación. La alegría, una muy privada y solitaria, es indescriptible; de repente siento que todo cae en su lugar, el mundo, ese pequeño mundo de ritmo música armonía y palabra se convierte en un mejor lugar para vivir. En el medio de los que hacen y viven de las canciones, se dice que una buena canción es la que se puede defender y suena bien solo a voz y guitarra o a voz y piano. Según mi equipo de trabajo, hay canciones mías que se aprecian mejor a voz y guitarra y se graban así. O grabamos versiones en solitario de temas que antes han sido grabados con instrumentación. Grabar hoy día con esa desnudez equivale a firmar una sentencia en la cual se lee que jamás serán programadas en una radio comercial. Los que grabamos y trabajamos de forma independiente solemos tomar esas decisiones al margen de los mercados y a favor de las canciones.
Ha sido con la complicidad de Eduardo Guayo Cedeño, músico y productor artístico de este disco que ha culminado esta parte importante del viaje; Por varios meses, en esa especie de casa del shaman en que se convierte el estudio, han pasado y convivido con nosotros toda una serie de magos y magas que han llegado a ofrecer sus pociones y encantos, a dotar las canciones de poderes extraños y literalmente, de vibraciones positivas. En estos días


Guayo Cedeño , Productor de mis ultimos 2 CDs

uno no puede estar mas que agradecido por una experiencia en la cual la gente llega a dar solo lo mejor de si. Max Urso, que también ha sido productor de mis discos, recibirá la grabación y procederá a lo que en el ámbito se le llama “masterizar”, una especie de pulido técnico pero no menos artístico, que asegura el buen sonido en los parlantes de una variedad de equipos. Por otro lado, Gerardo Midence, un artista gráfico se encarga desde ya, de darle forma a las carátulas y al arte. Luego, en nuestra oficina alguien se hará cargo de cosas mas terrenales como el envío a la fábrica del arte y la grabación madre. En unas semanas recibiremos el producto final. Por mientras, esperaremos como quien envuelto en el aroma, espera los panes mas recientes de un horno.¿En Que Estudio Graba Guillermo?
Nos preguntan mucho donde grabamos nuestros discos.Todos nuestros discos a excepción de “Desde El Fondo Del Mar” que fue grabado en Italia han sido grabados en Honduras. “Costa Y Calor” fue grabado en “Tarántula Studios” que son los Estudios de Costa Norte Records en San Pedro Sula. El mismo fue producido por Max Urso Tarántula Studios Tel . (504) 557 80 08 San Pedro Sula, Hondurasinfo@costanorterecords.com “El Pobre Marinero” Fue grabado en parte una bodeguita cerca de mi casa en La Ceiba y la otra en la comodidad del sofá que hay en “Tarántula Studios”. Max bautizó el estudio con ese nombre por que fue lo primero que encontró cuando comenzó a acondicionar el pequeño edificio que alberga el estudio.
“Encarguitos del Caribe” Fue grabado en “El Ceibón, Estudio” bajo la producción de Eduardo “Guayo Cedeño cuando el estudio aún estaba en La Ceiba. Hoy el estudio está en Tegucigalpa. Allí hemos terminado de grabar nuestro mas reciente CD. “El Ceibon Estudio” Tegucigalpa D.C. Honduras estudioelceibon@cablecolor.hn TEL. (504) 232-52 -99 (504) 927 17

2 comentarios:

Joan dijo...

Una querida amiga de Costa Rica me ha recomendado ver este blog y ha sido muy grato para mi conocer más de Honduras y de Centroamérica. Saludos desde Barcelona.

Anónimo dijo...

Wow!

Parece que Guillermo ademas de ser un impresionante Canta-Autor del cual soy ferviente admirador es ademas un muy buen escritor, su descripciones son muy intensas y sus pensamientos de mucho valor humano, no esperaba menos de Guillermo.

Gracias Guillermo por compartir tus vivencias, tus miedos y emociones, la vida y la cultura de este mi querido pais tanto en tu musica como en esta bitacora.

Saludos desde Roatan

Daniel Romero