Artista Compositor y Cantante (Honduras)

Artista Compositor y Cantante (Honduras)

domingo, febrero 22, 2015

Reseña de mi reciente concierto en Barcelona

Estoy muy agradecido con el ´público que llenó la sala del Centro Civic La Violeta en el Distrito de Gracia en Barcelona para asisitir a mi concierto a voz y guitarra. El mismo fue una invitación deCasa de America Barcelona dentro del marco de la serie "Hamaques" de música latinoamericana.

Por gentileza de dicha institución fui programado dentro del prestigioso Festival Barnasants de Canción de Autor . Fue hermoso tener un público como el que sueña cualquier cantautor que se lanza a voz y guitarra a compartir con un público. Reproduzco aqui la siguiente reseña de Joan Carles Martinez de la revista Cancioneros.com y por la cual estoy muy agradecido.



20 FESTIVAL BARNASANTS 2015

Guillermo Anderson, en las alas de un soñador ilustre
por Joan Carles Martínez el 10/02/2015 
Revista  Cancioneros.con

En las alas de un soñador ilustre, enamorado de la vida y del amor, viajamos a Honduras, para pasear por sus playas y reconocer olores y gentes. Guillermo Anderson nos llevó allí en un soplo, sin pasar por chequeos ni billetes de avión en una noche llena de armonía, colores y amor.



                     Guillermo Anderson por primera vez en el Festival Barnasants 
                                  Foto: Xavier Pintanel  



Ahora empezamos por el principio: Llevarte al mar que a pesar de que no es la más conocida o reconocida de sus canciones para mí es la "joya de la corona", una maravilla hecha canción que como curiosidad conocí en las voces de un dúo amigo llamados Sin líneas en el Mapa y que la cantan espectacularmente bien. Sin duda, que ellos, como yo, pensamos que la canción es una auténtica maravilla


Y así conocimos en poquito tiempo sus sonidos, sus plantas, sus sabores, sus comidas, sus árboles y flores, sus playas y toda su enorme fauna. Viajamos a la reserva natural Cuero y Salado con sus 700 especies de aves, conocimos el "matapalo", la iguana en coco y las baleadas. Nunca un viaje fue tan espléndido ni tan barato.

Dicen que es difícil hablar de la música de Honduras sin mencionar a Guillermo Anderson. Imagino que así debe ser puesto que si busco documentación sobre él encuentro tantísimas referencias que me doy perfecta cuenta de la importancia que ha tenido y sigue teniendo este trovador de La Ceiba en esa Centroamérica un tanto olvidada y demasiado estrecha a veces para que nos lleguen sus ecos. Precisamente por eso tuvimos a Guillermo Anderson aquí como el mejor embajador de un pueblo que trajo guitarra con sonrisa y ritmos caribeños llenos de optimismo y vida.






Después el público, ávido y hondureño en un buen número empezó a cantar con Pensando en vos y después recorrimos los paisajes de la tierra con Costa y calor. Siguió con Por esa negra y el Pobre marinero, canción armónicamente simple que demuestra que las mejores canciones son a veces de una simplicidad extraordinaria. Siguió con Así te quiero o Matapalo, como el público la ha rebautizado para seguir con la canción a Carmen Cecilia y la Historia de Manuelitoque provoca no pocas risas entre el público pero que Guillermo aprovechó para explicarnos un poquito su filosofía de vida y canción. Más o menos explicaba algo así: "en mi país hay mucha gente que está pintando, que está escribiendo, que está luchando por tener un mañana mejor, un lado humano del país. Yo trato de cantar sobre mi país, cantar cosas positivas sobre la gente, sobre sus paisajes, sobre su belleza, sin perder una visión crítica de mi realidad".

Después siguió la historia de la lavandera Haydee, la ya comentada El amor y después otra de las canciones preciosas con que nos obsequió Guillermo: Cualquier lugar: "Cualquier lugar del mundo, por más pequeño, por más grande, por más rico, por más pobre, puede ser el centro del mundo. Cualquier amor es esencia, es verdad. Cualquier humano es el más importante, cualquier momento puede ser la ansiada eternidad." Amén.

El público expectante hacía rato que quería su Encarguito. Guillermo se había resistido a cantarla hasta estar casi al final puesto que como dijo: "si la canto se van todos", así que esperamos hacia esta parte del concierto para conocer toda esa historia preciosa de El encarguito que es muy conocida y muy cantada en Honduras. Una canción simpática en la que habla de las añoranzas y nostalgias. Guillermo decía, con toda la razón que la nostalgia no era solo la lejanía física de las gentes sino también rememorar los sabores de la tierra. Una canción culinaria y muy hermosa que imagino que hace llorar y reír a partes iguales a los que se fueron y a los familiares que quedaron en el país.

Después de las emociones de ese encargo viajero llegó En mi país, que la gente la ha convertido en una especie de Himno.




En mi país, de guamil y sol ardiente
se ve la historia en los rostros de la gente
hermosa tierra vuelo de gaviota herida
sos la luz que va repartiendo vida
y sos la semilla y sos la fuerza en el arado
tenés el alma en el bullicio del mercado

Suenen la guitarra y marimba
las maracas con el acordeón
suenen la flauta y la caramba
que suenen el tambor y el caracol

En mi país rumor de mar selva y quebrada
está el sabor de la naranja y la guayaba
está el color de la flor que no marchita
está el olor a café en la tardecita
y aquí está el África canción vida y tambores
leyenda negra cayuco lleno de flores

Para terminar el concierto nos obsequió con la historia de María Dolores con la que nos recuerda cierto sometimiento de algunas mujeres frente a sus esposos y finalmente recorremos la fauna hermosa y espléndida de Honduras con la canción Aves.

Después del contagio de entusiasmo, amor y vida por su país y después de recordarnos en un par de ocasiones la difícil situación en que se encuentra (hermosa tierra, vuelo de gaviota herida), Guillermo se despidió entre aplausos, vítores, alguna que otra lágrima y banderas azules y blancas. Entre el público ojos llorosos y sonrisas de oreja a oreja, todo al mismo tiempo, en una especie de amalgama de felicidad y llanto difíciles de poner en orden.

Llegaron las colas para saludar a Guillermo, para abrazarle, para hacerse fotos, para besarle y hacerle un poco de cada uno, como algo propio.

Un gran embajador sin duda. Un excelente músico influenciado por múltiples artistas y músicas del mundo, incluida la música africana garífuna de su país, un excelente guitarrista y un comunicador excepcional que rezuma honestidad y solidaridad por los cuatro costados.

                                                            Foto: Xavier Pintanel


No es de extrañar pues que se cuente con Guillermo Anderson para muchísimos proyectos e ideas que surgen en todos los ámbitos de la sociedad hondureña, tanto a nivel de la sociedad civil como de organismos oficiales. Ha hecho música infantil y sus canciones las cantan los niños en calles y colegios. Participa activamente en montones de causas y campañas sobre salud y educación amén de otras de carácter social. Es por eso y muchas cosas más que ha recibido montones de premios. Fue nombrado Embajador Cultural de Honduras ante el Mundo por el pueblo y gobierno de su país y ha recibido el Premio Copan de Turismo por promover a su país por el mundo. Todo eso con guitarra y canciones, nada más y nada menos.

Sepa usted señor Anderson que me agrada lo que hace y como lo transmite. Que ya le cuento entre mis más queridos trovadores y que cuando mencione su nombre, me descubriré no solo por admiración sino también por respeto.